Shopping Cart
El Futuro lo Sabra by Zinatel  12 MP3s
El Futuro lo Sabra by Zinatel  12 MP3s
On Sale

El Futuro lo Sabra by Zinatel 12 MP3s

12 canciones de Zinatel en version MP3. Se entrega apenas haga la compra.

"...A veces Zinatel es como Marciano, cuando pone a Neruda a recitar sobre unos ritmos drum ‘n’ bass. A veces es a los Andes lo que Bajo Fondo Tango Club es al tango, cuando en "Transandino" hace una mezcla de más drum ‘n’ bass con Tarkas."

1. Viento Tibio

2. A Sangre y Fuego

3. Todo Bien

4. Dueño Mío

5. Trasandino

6. Zinatel

7. Mi Niña Golondrina

8. Ojos Salados

9. Río Luna

10. Noche Larga

11. La Mañana

12. Cai Cai Vilú

 

Descripcion del Album

Álbum “…El Futuro Lo Sabrá”

1er single “Mi Niña Golondrina”

2do single “Zinatel ”

3er Single “ A Sangre y Fuego ”

Zinatel es una nueva propuesta nacional, que mezcla electrónica con instrumentos étnicos: plug y zampoña, beat y raza. Este es el desafío de tres músicos, dos generaciones que han logrado un proyecto fino y trasgresor, ampliando sus fronteras personales y musicales. Es la nueva banda de Luis ‘Kike’ Galdámes (voz, quenacho, zampoñas, saxo soprano), Andrés Jeraldo (voz, guitarra eléctrica y steel) y el integrante de Papanegro, Carlos Valenzuela (secuencias, teclados y programación), crearon una perfecta fusión de estilos para su primer álbum: …El Futuro Lo Sabrá.

“Mi Niña Golondrina” ha sido escogida entre doce temas como el corte que abandera este trabajo, obra de la poetisa Gabriela Mistral que en manos de Zinatel renace en nuevo formato. El video fue realizado por la productora Oveja Negra Medios y en él prima la pulcritud del blanco, donde el poema de Gabriela es reinventado con sutileza, dejando en manos de quien lo vea su propia interpretación.

El resto del disco se pasea por tributos, creaciones propias, experimentaciones, recuerdos y grandes aciertos. “Viento Tibio” abre el álbum con guitarras eléctricas que dan paso a instrumentos mapuche que entran en perfecta armonía con las bases que arman la canción, junto a las voces de Galdámes y Jeraldo. El primer poema musicalizado del disco es “A Sangre Y Fuego”, interpretación de uno de los más exquisitos trabajos de Pablo Neruda, esta vez acompañado de suaves beats y profundos coros. “Todo Bien”, por su parte, es uno de los temas más hermosos de este disco. “Dueño Mío”, otro corte basado en un escrito de Gabriela, cuenta con una fuerte base folclórica acompañada de guitarras eléctricas. Totalmente distinto se presenta “Transandino”, un potente corte instrumental en clave drum ‘n’ bass, donde aparece la voz de Héctor Duvauchelle, relator de la Cantata Santa María de Iquique, dejando el mensaje que da nombre al disco: “…El futuro lo sabrá, se lo prometo”. Gran acierto y punto clímax de esta interesante fusión.

Luego continúa con “Zinatel”, canción que comparte el nombre de la banda y que relata la violencia e inseguridad con que se puede vivir no sólo en Ciudad de México, sino en cualquier lugar del mundo: “Santiago, Lima… cualquier esquina”. Ahí viene el primer single promocional de este álbum, “Mi Niña Golondrina”, que entre zampoña, guitarra eléctrica, coros y simples bases hacen de un popular poema un innovador pedazo de arte, sensual y certero. Después sigue el disco, entre sonidos que recuerdan el pop latinoamericano de hoy, especialmente “Ojos Salados”, compuesto por Andrés Jeraldo.

“Río Luna” huele a selva y encanto, y de la mano de un suave saxo y sugerentes zampoñas dan la bienvenida a guitarras eléctricas y cuerdas caribeñas. “Noche Larga” es una triste historia de amor, mientras que “La Mañana” es una alegre canción que habla de la más pura cotidianeidad, amistad y alegría de vida.

El álbum …El Futuro Lo Sabrá culmina con un tema de Víctor Jara, “Cai Cai Vilú”, sumado como una muestra más del reconocimiento por su tierra, su historia, su gente. Es la transformación lo que cruza todo este trabajo en un placentero viaje por un Chile abierto al mundo a través de nuevos sonidos, es un susurro de nacientes vientos.

“Optamos por poner el beat en nuestra música, por dejar entrar lo moderno sin olvidar nuestros instrumentos ancestrales, nuestra guitarra a leña, nuestra quena, nuestra zampoña. Por ahí dice: “Habla de tu aldea y serás universal”. Nosotros siempre hablamos de nuestra aldea, queremos contar quiénes somos, con la modernidad de estos días”, afirma. Para alcanzar esto lo hicieron buscando lo mejor. Las canciones fueron grabadas en casa de Andrés y en el estudio del sonidista Gonzalo Villalón. La mezcla se realizó junto a Óscar López (Quique Neira, Lucybell, La Ley y Zaturno), quien por culpa de su perfeccionismo y agrado por estas canciones extendió los días originalmente planteados para este trabajo. Luego vino la masterización que corrió en manos de Joaquín García, “otro tipo capo en Chile”, aclara Kike.

Zinatel nació de la necesidad de seguir creando música una vez que Galdámes decide dejar Illapu. El nombre viene de la calle que habitaban en Ciudad de México, donde el conjunto de música andina se había asentado. De regreso en Chile comienzan a trabajar en este proyecto, sumando primero a Andrés Jeraldo y posteriormente a Carlos Valenzuela. Ambos son jóvenes, lo que le permite al cuarteto tener una diversidad generacional ideal para el material musical que presentan.

Para ellos lo importante de esto es destacar la fusión, la mezcla, la búsqueda. “Hay una apuesta nueva y cuando uno busca, lo único superior a la belleza, a lo lindo, lo establecido, es el cambio. Nosotros hemos querido apostar, arriesgarnos a cambiar. Nuestra jugada es valiente, porque habría sido fácil salir a hacer lo que ya sabíamos. Es un trabajo del que estamos súper orgullosos: hemos trabajado mucho y finalmente quedó como habíamos pensado en un principio. Está hecho con mucho cariño, afecto, agarrándonos del futuro, tomando lo del pasado, tratando de unirlo y que caminen juntos”.

Los diversos conciertos y presentaciones que ha realizado Zinatel , en distintas ciudades de nuestro país tales como, Temuco, Valparaíso y La Serena, han sorprendido al público y cautivado a los medios de comunicación que han escrito favorablemente sobre el trabajo de la agrupación.

“Con una interesante mezcla de música electrónica y andina, además de otros sonidos de nuestro continente, el cuarteto Zinatel se ha transformado en uno de los grupos revelación de la escena nacional”. 12 de Noviembre, 2005, Diario El Día de La Serena.

“…A veces Zinatel es como Marciano, cuando pone a Neruda a recitar sobre unos ritmos drum ‘n’ bass. A veces es a los Andes lo que Bajo Fondo Tango Club es al tango, cuando en “Trasandino” hace una mezcla drum‘n’bass con Tarkas.”. Junio 2005, Emol.com, David Ponce.

Excepcional fue su participación en el tributo a Gabriela Mistral realizado en noviembre del 2005, en la ciudad de La Serena, para celebrar los 60 años de la entrega del Premio Nobel a la poetisa, destacando la versión sinfónica de la canción “Mi Niña Golondrina”, dirigida y arreglada especialmente para la ocasión por el maestro Joaquín Bello y con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Santiago.

…El Futuro Lo Sabrá es un disco capaz de satisfacer a cualquiera. Su sonido habla de juventud e historia, su trabajo tiene la fuerza que la experiencia logró darles a Kike, el ímpetu y conocimientos que Andrés y Carlos pueden entregar. Zinatel es una obra de lujo, un hito en nuestra música, una puerta abierta a la creación. Lograr ensamblar estilos y que queden en armonía no es fácil, dejar caer beats en el folclor latinoamericano lo es menos. Pero ellos lo han alcanzado, superando sus propios pasos y utilizándolos a su favor, en un sonido audaz que no deja reparo, que sabe a acierto y se posa con carácter ante cualquier generación.

 

$ 12.99

Sale price Regular price $ 6.99